Qué curioso: he salido al balcón y no hay nadie en la calle.
Uno de estos primeros días de abril, nunca hemos sabido precisar cuál, es nuestro aniversario, el de Cantoría Hipponensis. Pero este año va a ser un aniversario diferente. Habíamos escogido el último domingo de marzo para celebrarlo a lo grande ya que, con las Pascuas en mitad del mes y otros compromisos en el calendario no quedaba ninguna fecha hábil en abril. A estas alturas ya da igual la fecha elegida, no podemos reunirnos, un bicho feroz y en ocasiones mortífero nos tiene aislados a los unos de los otros.
A poco de empezar marzo, con la vista puesta en las Fallas, nos llegaba la pandemia del Covid-19 y nos abocaba a una situación desconocida para todos; ni nuestros mayores conocieron algo parecido. Esa nueva realidad nos obligaba a confinarnos en casa, no pudiendo salir a la calle más que para las compras imprescindibles o, quienes lo tienen, para pasear al perro. Lo que el coronavirus ha significado para nosotros y nuestras familias en estos días lo sabemos muy bien puesto que todos lo estamos viviendo y, tal vez, lo bueno es que lo hemos aceptado, nos estamos acostumbrando y lo llevamos con bastante resignación.
Analizando los datos que nos llegan, nos podemos considerar afortunados en nuestra Comunidad porque somos de los menos afectados en España; a día de hoy hay 155 infectados por cada 100000 habitantes (7600 infectados en una población de 5 millones), frente a los 300 de media en España.
Nos hemos quedado sin celebración de aniversario. El trabajo de los implicados para que la jornada en Jérica fuera un derroche de alegría, entretenimiento y amistad se ha visto frustrado. Sin embargo, una de las cosas que hemos asumido en estos días de encierro es que hay que “resistir” y al final llegará la victoria. No será pronto, pero será. En septiembre, en diciembre o cuando se pueda, habrá un día en el que volveremos a la normalidad y encontraremos otra fecha para nosotros y, con todo el tiempo que llevaremos esperando, aquel derroche previsto será aún mayor.
El Coronavirus ha trastornado nuestra natural relación desde hace quince años: los ensayos, los cafés previos de algún grupo, vernos, saludarnos, sonreírnos, charlar sobre cualquier tema al inicio o al final de los ensayos, la ilusión por las futuras actuaciones que de momento quedan aparcadas…
Felizmente, por medio del dichoso WhatsApp que nos inunda, por las llamadas telefónicas o por las videoconferencias no estamos totalmente desconectados entre nosotros. Nos deseamos lo mejor en esta larga espera, compartimos música y comentarios o nos hemos interesado por la salud de quien ha tosido un poco o la fiebre le ha jugado una mala pasada en estos días. Parece que todos estamos bien, que no nos ha pillado el bicho.
En nombre de la Junta, quiero expresaros nuestra felicitación porque ya llevamos quince años cantando juntos y compartiendo momentos entrañables. Que no dure mucho más este encierro y podamos volver a vernos pronto.

Eugenio Ruiz

Shares