La Parca, siempre silenciosa y sigilosa, ha cortado el hilo de la vida de Alberto Cortez. Pero, no ha podido llevarse el eco de sus canciones y uno de sus grandes éxitos que reza así:

“… Cuando un amigo se va

Queda un espacio vacío

Que no lo puede llenar

La llegada de otro amigo …” 

Alberto Cortez – de nombre real José Alberto García Gallo – nació en Rancul, La Pampa (Argentina) el 11 de marzo de 1940 y se le ha definido como “el gran cantautor de las cosas simples”. 

Entre sus grandes éxitos musicales – grabó más de 40 discos – figuran títulos como “Cuando un amigo se va”, “En un rincón del alma”, “No soy de aquí, ni soy de allá”, “Castillos en el aire”, “Mi árbol y yo”, “El abuelo” y “Te llegará una rosa” por citar algunas de su obras. 

Sus canciones han sido igualmente interpretadas por cantates de renombre como María Dolores Pradera, Joan Manuel Serrat o Mercedes Sosa entre otros, aunque su nombre se asocia muy frecuentemente al de Facundo Cabral, trágicamente fallecido, y la gira “Lo Cortez no quita lo Cabral” que tanta resonancia elogioso obtuvo. 

Su voz bien timbrada y con  una dicción perfecta contribuyeron igualmente a que sus canciones ocuparan un lugar importante en el corazón de sus admiradores. 

La música iberoamericana llora al gran autor ha dejado perlas musicales de gran pureza como cantoautor de los años 60 y 70.

 

Juan José Davalillo

 

 

Shares