El teatro Apolo fue construido en el antiguo solar del convento del Carmen, con una capacidad para dos mil quinientos espectadores. Fué inagurado el 23 de marzo de 1873 con la intención de representar comedia española. Sus inicios no fueron del todo buenos debido al excesivo precio de la entrada (dieciocho reales) y a que estaba un poco alejado del centro de la ciudad.

La consagración de este teatro no le llegó hasta diez años después cuando se orientó hacia el “género chico” y el llamado ‘teatro por horas’. Estrenándose en él las obras cumbre de este género: La verbena de la Paloma, El año pasado por agua, El dúo de la africana, La revoltosa, Cádiz, Agua, azucarillos y aguardiente, La reina mora…
El éxito de este teatro obligó a los empresarios a mantener los espectáculos de zarzuela durante todo el año, incluso en verano; dando origen a los llamados teatros estivales construidos en madera, al aire libre y generalmente en lugares poblados de árboles. Destacan el teatro Recoletos, Felipe , Eldorado, Maravillas y Tívoli.
El teatro Felipe, llamado así por su fundador, Felipe Ducazcal, estaba situado en el paseo del Prado, cerca del Palacio de Correos y Telecomunicaciones, fue inagurado en mayo de 1885 por la compaía de cómicos del teatro Variedades. En este teatro se extrenó en 1886 La Gran Vía. Otras obras representadas en el teatro Felipe son: Los valientes, de Javier de Burgos, ¡Al agua patos! de Jackson Veyán y Angel Rubio, De Madrid a París, de Jackson y Chueca y El chaleco blanco de Ramos Carrión y Chueca.El teatro Felipe fue trasladado a la calle Bailén y posteriormente desapareció.

En el teatro Recoletos, situado en la calle de Olózaga, destaca el estreno de Los bandos de Villafrita, caricatura de los políticos más conocidos de aquella época, con texto de Navarro Gonzalvo y música de Caballero. Este teatro se cerró en 1894 y poco después sufrió un incendio que lo hizo desaparecer.

El teatro Príncipe Alfonso fue construido para circo en 1863. En él se representaron muy distintos géneros, conciertos sinfónicos de la Sociedad de Conciertos, y obras como Certamen nacional, con libreto de Perrín y Palacios y música de Nieto; Trafalgar, texto de Javier de Burgos y música de Gerónimo Giménez; y Los voluntarios, de Irayzoz y Giménez.
El teatro Eldorado estaba situado en el solar donde se encuentra hoy la Bolsa de Madrid. Se inaguró en 1897 y se cerró en 1903 a causa de un incendio. Sobre sus ruinas se construyó el Tívoli. En Eldorado se estrenaron obras como El poble diablo de Celso Lucio, Quinito Valverde y Torregrosa; y El Barquillero de López Silva y Chapí.
El teatro Maravillas se inaguró en 1886. En este teatro se estreno la obra de Chapí y Estremera Las hijas de Zebedeo. Otros teatros menores en los que se presentaron obras del género chico fueron el Novedades, Moderno, Cómico y Romea. También fue importante el teatro Eslava ya que durante algún tiempo incluyó al género chico entre sus representaciones. Fue construido en 1871 por bonifacio Eslava, hermano del músico Hilarión Eslava. En sus comienzos estuvo destinado a salón de conciertos y almacén de instrumentos musicales. En 1873 José Leyva lo arrienda y reconvierte la planta baja en un gran café, sobre el cual se construyó un teatro de dos pisos en el que se cultivaba el género atrevido, calificado entonces como subido de color. Este café fue tan famoso que llegó a ser citado en La Gran Vía: “Te espero en Eslava tomando café”.
Más tarde, Bonifacio Eslava trata de lavar la cara al locar y dignificar su nombre. Es cuando comienzan a estrenarse zarzuelas de un acto, de calidad bastante alta. Triunfaron obras como: A la plaza, Ya somos tres Torear por lo fino, De cádiz al puerto, Cómo está la sociedad, Toros de puntas y Coro de señoras.
En 1894, con el Eslava, Chapí se aventura como empresario. En su primera temporada se representaron cuatro obras, las tres primeras pasaron sin pena ni gloria y la cuarta alcanzó gran éxito. Fueron Flores de mayo, El moro Muza, Una aventura en Oriente y la aclamada El Tambor de Granaderos.
Posteriormente y hasta su cierre se representaron: El cortejo de Irene, La alegría de la huerta y Viaje de instrucción.

Continuara…………………

EL PELAS

Shares