“Un joven decide presentarse a la elección de Reina de las Fiestas de su localidad”. Es lo que, aproximadamente, venía a recoger la noticia. Al parecer, un muchacho, sea por provocar, por hacerse famoso, o sencillamente porque le gusta tal cosa, ha decidido presentarse a la elección de “Reina de las Fiestas” de su pueblo título que, en el improbable caso de que saliera elegido, seguramente habría habría que renombrar como “ rey de las fiestas”