La letra versa sobre temas bíblicos, en donde la palabra Aleluya, canto o señal de júbilo, significa “Alabad al Señor”. En las primeras estrofas de la canción, Cohen alude al Rey David, recurriendo a la simbología judeocristiana para hablar de la felicidad y el dolor que provoca el amor.
La canción relata como el cantante tenía una vida feliz hasta que “ella” le mostró que había otro
Esta canción forma parte del álbum “Various positivus” de Cohen, editado en 1984.
mundo en el que el amor era aún más grande.
Cohen ahora aprende que ese “don” también trae dolor.
A pesar de ello está feliz, y canta Aleluya, porque cualquier cosa es preferible antes que sentirse solo.

Aunque en nuestra versión no la cantamos completa, aquí os la traducimos en su totalidad, para que comprendamos mejor su sentido…

Hallelujah

1.- He oído que había un acorde secreto que David tocaba y complacía al Señor. Pero a ti, no te interesa la música, verdad?
Bien, funciona así, la cuarta, la quinta, la menor baja y la mayor sube. El desconcertado Rey compuso “Aleluya”.
2.- Tu fe era fuerte, pero necesitabas una prueba. La viste bañándose en el tejado. Su belleza y la luz de la luna te derrotaron. Ella te ató a la silla de su cocina, rompió tu trono y te cortó el cabello, y de tus labios hizo brotar Aleluya.
3.- Pero cariño, he estado aquí antes, he visto esta habitación y caminado por este suelo. Sabes, solía vivir solo antes de que te conociera y viera tu bandera sobre Marble Arch. Pero escucha, cariño, el amor no es un desfile victorioso, no. Es como una enfermedad y un solitario Aleluya.
4.-Hubo un tiempo en el que me dejaste saber lo que realmente está pasando ahí abajo, pero ahora nunca me lo muestras, verdad?
Acuérdate de cuando me uní a Ti y la Santa Paloma también lo hizo, en cada aliento que dibujábamos nacía un Aleluya.
5.- Dijiste que tomé el nombre de Dios en vano, y ni siquiera conozco su nombre. Y si en verdad lo hice, te importa?
Hay un destello de luz en cada palabra, no importa cual leas, el Aleluya santo o el quebrado. Aleluya…
6.- Tal vez haya un Dios ahí arriba, pero todo lo que he aprendido del amor es como dispararle a alguien que te superó y no es un grito lo que oyes por la noche, no es alguien que ha visto La Luz, es un frío y desgarrado Aleluya.
7.- Lo hice lo mejor que supe, no fue suficiente. No podía sentir así que traté de tocar. He he dicho la verdad, no pretendía engañarte, pero aún así, todo salió mal.
Me presentaré ante el Señor de la Canción con solo un Aleluya en mi boca.

 

 

Firmado: Una colaboración entre sopranos y contraltos.

 

Shares