Como ya es tradicional, Cantoría Hipponensis cierra su Curso Coral con un concierto extraordinario en su  XIV Concierto Coral Molto Allegro. Pero esto año lo ha realizado bajo el lema de los versos de la Oda a Salinas de Fr. Luis de León que dice en su primera estrofa.

“El aire se serena

Y viste de hermosura y luz no usada,

Salinas, cuando suena la música extremada

Por vuestra sabia mano gobernada.”

 

 

Y este XIV Concierto Molto Allegro ha sido realizado en el marco de la Iglesia de los Santos Juanes, templo saturado de historia y con una sonoridad perfecta y magníficamente  elegido para interpretar, en su primera parte, obras sacras desde el s. XVI hasta nuestro días. Y sirvan de ejemplo estos dos título: Judici signum de Cárceres del Canto de la Sibila y la magnífica obra Hallelujah de Leonard Cohen con la que Cantoría Hipponensis cerró su interpretación de la Primera Parte del Programa.

 

En esta primera parte, Cantoría Hipponensis ha dejado constancia de su perfecta ejecución de las diversas obras, encuadradas en una entonación, afinación y dicción  de cada cuerda, dejando patente la labor de su Directora, Doña Inmaculada Burriel

Ella ha sabido infundir en el Coro, como ejecutar cada obra, por muy diferentes autores, hijos de su tiempo y de las corrientes musicales de cada momento histórico. Son todos estos pequeños detalles, yo no me atrevería a calificarlos de pequeños detalles, los que forjan la personalidad y la elegancia de un Coro.

 

En la Segunda Parte, Cantoría Hipponensis, con la colaboración de las sopranos, Alicia Merelo y Eva Paula Bonora y del pianista, José Madrid, interpretaron Coros y Arias de las Óperas de W. A. Mozart La Clemencia de Titio y Las Bodas de Fígaro poniendo un broche de oro a este XIV Concierto Molto Allegro que el público agradeció con un cariñoso y cálido aplauso en cada interpretación.  

En esta Segunda Parte, igualmente, merece destacar las obras interpretadas a piano y clarinete de nuestra directora Inmaculada Burriel. 

Tarde perfecta desde el punto de vista musical y dejando el aire serenado e ilusionado pensando, desde este mismo momento, en el XV Concierto Molto Allegro que coincidirá con el décimo quinto aniversario de Cantoría Hipponensis.

 

Juan José Davalillo

 

Shares