El retablo del Altar Mayor de la Iglesia de San Agustín de Valencia,  ha vuelto a ser el magnífico escenario para llevar a cabo el Concierto de Verano 2021. 

Como dijo el Presentador de este evento musical, – y cito palabras textuales – este Concierto quería ser “un aleluya de ánimo y entusiasmo para todos los Coros silenciados por el calderón de la Pandemia, ya que si se calla el cantor, calla la vida; porque la vida misma es toda un canto”. 

Así pues, pese a la hora – seis de la tarde – y con un calor veraniego fuera de lo normal y ante un público entusiasta, Cantoría Hipponensis desgranó un Concierto entre sagrado y profano con estos títulos: 

Kyrie y Gloria de la Misa en G. de F. Schubert

Laudate Dominum de W. A. Mozart para Soprano y Coro

A Concert Celebration de Andrew Lloyd Webber

Dirait-on de M. Loridsen

Oh Happy day – Negro Spiritual – 

Un vez más queremos destacar la aportación vocal en las obras de carácter religioso de la Soprano y Directora del Coro, Inmaculada Burriel y la colaboración del pianista José Madrid que cautivaron al público. 

Cantoría Hipponensis ha dado muestras evidentes de su dedicación al Canto Coral muy bien dirigido por su Directora; de que todo es posible cuando la ilusión y el ánimo alientan las velas de la nave coral y el remar conjuntamente de todas las cuerdas, aunque la galerna de la Pandemia agite las aguas, hace posible llegar al puerto. 

Con este Concierto, Cantoría Hipponensis daba por finalizado el Curso Coral 2020-21 y con nuevas ilusiones, que muy pronto se harán realidad, pues Septiembre está a la vuelta de la esquina, nuevas metas estas ya diseñadas. 

Concluyó el Concierto, interpretando Cantoría Hipponensis el Negro Spiritual, Oh Happy Day lleno de ritmo y que el público recibió el acorde final con un fuerte aplauso.

 

Juan José Davalillo

 

Shares