En la cálida y otoñal tarde del Cinco de Octubre, Cantoría Hipponensis deshojó la margarita de un Concierto en la Casa de la Cultura de Vilamarxant, dentro del marco cultural de la XVI Campanya de Concerts d’Intercanvis Musicals.

Como paréntesis previo a este comentario-crónica, hemos de afirmar que el Salón de Actos de la Casa Cultura, de magnífica sonoridad, era el lugar apropiado y perfecto para interpretar este tipo de conciertos.

Cantoría Hipponensis , fieles al lema “El aire se serena y viste de hermosura y luz no usada”, llevó a cabo un concierto de marcado carácter clásico con obras de J. Arcadelt, J. S. Bach, W. A. Mozart, G. F. Haendel y Juan B. Comes y tres canciones más actuales, como el Hallelujah de L. Cohen, el negro espiritual Sweet Canaan’s Happy Land y la célebre obra del italiano G. de Marzi titulada, Signore delle Cime.

En los momentos requeridos , el pianista Don Gonzalo Luque Turo, ha acompañado a las voces del coro siempre dirigidos por la Directora titular Doña Inmaculada Burriel Montoro.

Las voces de Cantoría Hipponensis, una vez más, dieron pruebas evidente de su capacidad y altura vocal para interpretar este tipo de música.

La Coral Renàixer de Vilamarxant presentó un programa, cuyo contenido en su totalidad, estuvo fundamento  en música de películas de títulos tan conocidos desde “Desayuno con Diamentes” – Moon River – hasta  la inolvidable película Sister Act – I will follow Him -.

La coral, dirigida por D. Jesús Rita Gimeno, dejó igualmente constancia de esmerada preparación técnica y vocal.

El concierto concluyó, interpretando ambas corales la conocida canción catalana, Idil-li, ante un público, satisfecho y feliz, que premió el esfuerzo de ambos Coros con apretados y cálidos aplausos.

Juan José Davalillo

 

 

Shares