RECETAS DE COCINA

CORDIALES MURCIANOS


ALGO NAVIDEÑO… LA ALMENDRA DE LA NAVIDAD       (Pincha en las fotos para ampliarlas)
            Se suele hablar de “la almendra” como el meollo de algún asunto. Utilizando esa metáfora y haciendo un juego de palabras, podríamos decir que, en el área mediterránea y en materia de dulces navideños: “la almendra, es la almendra de la Navidad”. Turrones, mazapanes, peladillas, bombones e infinidad de almendrados se fundamentan en esta deliciosa semilla.

CREMA FRÍA DE PEPINOS


UNA RECETA MUY PATRIÓTICA
Entre los acontecimientos de dias pasados, en los que se ha puesto en entredicho, -por parte de las autoridades sanitarias teutonas- la honorabilidad de nuestro sabroso y saludable pepino español, han sido multitud las voces levantadas ante tamaña injusticia en defensa del humilde Cucumis sativa.  
La de nuestra compañera de la Cuerda Contralto, Amparo Sebastián ha sido una de ellas y lo ha hecho de forma elegante, remitiendo esta patriótica receta en que a la vez que rehabilitamos el buen nombre de la cucurbitacea en cuestion, disfrutamos de un exquisito plato veraniego.
¡A comer…!

RECETA PARA LA LECHE FRITA

Tal y como teníamos previsto, el sábado celebramos la tradicional "Cena de Sobaquillo" conmemorativa del VI Aniversario, y entre muchos y variados atractivos que reproduciremos en esta misma Página, hubo FINAL FELIZ para la tan traida y llevada Leche frita. En efecto, nuestra compañera de contraltos, Mª José Expósito tuvo la gentileza de obsequiar a los concurrentes con la fuente de leche frita que os mostramos y que a decir verdad obtuvo la calificación de Sobresaliente. Dedicado a quienes, por no venir, se perdieron mucho y bueno, Mª José nos ofrece la receta de este plato para que nadie se quede sin probarlo. Buen provecho.

RECETA PARA HACER CHURROS CON MÁQUINA BERNAR

Bernar la nueva churrera. La maneja una niñaNo puedo, como me gustaría, hablar de los momentos de placer que me ha proporcionado a lo largo de la vida, mi fiel Remington o la infalible Leica, porque no tengo ninguno de esos míticos instrumentos y además porque no soy escritor ni fotógrafo, pero si puedo sin embargo, evocar con satisfacción, el grato recuerdo de los innumerables desayunos y meriendas en días domingueras y festivos, que me ha permitido ofrecer y disfrutar en familia, mi vieja Bernar. No me atrevo a dar muchas pistas sobre mi identidad porque temo que, como diría D. Arturo, el analfabeto o analfabeta celo o cela fundamentalista o fundamentalisto del gilipollas o gilipollos de algún Ministerio o Ministeria, se sienta en la obligación de requisarme la vieja y querida Bernar, por atentar contra la igualdad de género. Digo esto, por el grave mensaje discriminatorio que se incluye en la tapa: “la maneja una niña”. Pero, a pesar de este atentado a la paridad, reconozco que profeso un gran cariño a mi fiel Bernar. Y conste que no es que yo lo diga, únicamente intento reproducir lo que creo que para el caso diría D.Arturo.