CINCO PREGUNTAS A… Javier Tortosa Carbonell.
El pasado mes de mayo, durante las VIII Jornadas de Convivencia Coral de Cantoría Hipponensis en Benaguassil, tuvimos el privilegio de cantar bajo su dirección, en un magistral ensayo del Te Deum que interpretaremos el 26 de junio próximo en el Palau de la Música de nuestra ciudad.
La calidad musical del compositor, la elevada técnica como director y su altura humana como persona, convirtieron a este  Jefe de Tenores del Cor de la Generalitat Valenciana en un codiciado interlocutor de nuestra Página en su apartado CINCO PREGUNTAS  A…
Es por ello, que Juan José Davalillo le propuso un cuestionario de preguntas, que Javier Tortosa Carbonell, gentilmente, tuvo la deferencia de responder y así poderlas  ofrecer a todos los visitantes que nos honran con su presencia en la Red.

 

CH 1 ¿Cómo ve Vd. El Canto Coral de la Comunidad Valenciana y como piensa que se podría inyectar savia nueva en los coros para que no se pierdan tantas ilusiones y sueños?


JTC
–    El canto coral valenciano es un movimiento musical muy interesante, porque permite hacer música y tener una vida musical a personas sin una formación técnica. Es, sin duda alguna, el trabajo del director y su carisma, el que hará que esa actividad sea más grata. La elección del repertorio y el trato en los ensayos es fundamental para hacer que el grupo disfrute de la música como auténticos profesionales. Pero este movimiento tiene en general un problema, pues la media de edad de estos grupos suele ser muy alta (la mayoría son jubilados) y los grupos se ven con dificultad para renovar sus filas con gente más joven. Durante los años que trabajé con el Cor Calixtí intenté, a través de la escuela de cpara que accedieran al coro grande y de esa manera renovar el grupo con nuevas generaciones. En mi opinión las escuelas corales, con varios niveles de formación, son las únicas que tendrán un futuro más o menos asegurado, el resto tenderán a desaparecer.

CH 2 ¿Como le surgió la idea para componer un Te Deum para orquesta y coro?


JTC
.-   En mi vida como director frente al Cor Calixtí, me propuse  hacer un programa con instrumentos cada año. Hacíamos un par de conciertos a “a capella”(navidad y fin de curso) y uno con orquesta o grupo instrumental. Además utilizábamos este concierto para invitar a otros coros, a modo de intercambio. De esa manera compartíamos gastos y nos asegurábamos repetir el concierto en otras sedes.

En los últimos años el programa lo componía yo, autor y director. Era una motivación más. El año 2013 compuse un programa religioso para la  Pascua en el que estaba incluido el Te Deum y dos obras más.

El Te Deum es una obra coral con grupo instrumental de cámara (metales y percusión). Los recursos de los que se nutren los coros amateurs son escasos y por tanto, las obras para orquesta, con muchos intérpretes, son más difíciles de subir al escenario. Pocos coros tienen una orquesta con la que trabajar  y sin embargo muchos de ellos sí están asociados a bandas de música. En las bandas y en general en nuestra comunidad hay una gran cantidad de músicos de viento-madera, viento-metal y percusión, muy buenos. La composición con grupo de cámara de metales me asegura  que la obra se interpretará más veces.

 

CH 3 ¿Cree Vd. que las ayudas prestadas a los coros amateurs es adecuada por las personas de entidades dedicadas a fomentar la pasión por la Música?


JTC
.-   Las ayudas siempre son pocas, pero es cierto que no corren buenos tiempos para la cultura. Las prioridades de nuestra sociedad en estos momentos se centran en otras cosas y los gobiernos, sin querer justificarlos, tampoco disponen de muchos medios. Pero insisto, toda ayuda es poca.

 

CH 4 ¿Como cree Vd que se podría incrementar la afición a la Música Coral entre la gente joven?


JTC
.-   A la gente joven hay que llevarlos a conciertos y hay que explicarles la música.  Tienen que ver el valor que la música tiene y el potencial cultural que supone saber y conocer. Desde las instituciones debe haber un programa cultural que abarque no solo la música, también todas las artes. Los músicos sin público no somos nada. La música se compone para ser oída y no para ser guardada en un cajón. Si nosotros los músicos  somos el emisor, el público es el receptor, y si no educamos a nuevos oyentes, el futuro será malo.

En el caso del canto coral, en mi opinión, creo que hay que hacer que los niños canten más.  Hay que fomentar cantar a voces para demostrarles, que el primer instrumento, el más intuitivo y el más cercano que tenemos es la voz.

 

CH 5 ¿Cómo ve Vd. A Cantoría Hipponensis tras este contacto musical y que espera de el para interpretar su Te Deum en el Palau de la Música?


JTC
.-   Veo en Cantoría Hipponensis un grupo muy firme, muy organizado y muy bien dirigido. Se ve en vosotros un grupo serio y con proyectos. He podido comprobar que os gustan los retos.

Volver a oír mi Te Deum es un placer inmenso, os lo podréis imaginar. Me hace recordar los momentos de la composición, la elección de los temas, la organización de su esquema formal, las horas de ordenador y el trabajo de montaje con los coros. Momentos felices sin duda alguna. Cantoría es la primera agrupación que se ha lanzado a afrontar este proyecto y no está bajo mi dirección musical. Mi misión como autor es luchar para que otras agrupaciones se animen y la obra obtenga una más amplia difusión.

Espero que lo disfrutéis y vibréis con los metales, siempre poderosos. En ese entorno, como es el Palau de la Música, sonará muy bien. Disfrutarlo.

Shares