La visita de la Prescott Master Chorale, de Arizona – USA, nuestra actuación en el Centro Arrupe invitados por el Cor de Campanar o el Encuentro Navideño junto a la Coral Scholapiarum Cantores son algunos de los momentos significativos del año que ha terminado. Pero, a mi modo de ver, lo más llamativo del curso, lo que en algún momento nos tenía más inquietos, fue la preparación del Te Deum de Javier Tortosa. La intervención del autor de la obra en la convivencia de Benaguacil y en los últimos ensayos fue de gran ayuda para a hacernos entender lo que se esperaba de nosotros. Finalmente, en el Palau de la Música, todo sonó bien y el programa se completó con éxito.

Quiero aprovechar para reiterar la bienvenida a las nuevas incorporaciones que, curiosamente este año, han sido sólo de hombres, cinco en total. No suele ocurrir así en los coros donde más bien hay déficit masculino pero, tal vez, es una muestra más de que nuestro coro es especial. Creo que no estaría bien dejar pasar esta oportunidad sin dedicar unas palabras a la retirada voluntaria de los hermanos Esteve, en ambos casos por motivos de salud. Los dos fueron de aquel grupo que vio la necesidad de fundar un coro hace doce años, y arrimaron el hombro para que el despegue de Cantoría Hipponensis fuera un éxito y quienes llegaran después lo encontraran todo organizado y pudieran disfrutar cantando. Muchas gracias a los dos. Felizmente, nos acompañan en nuestras actuaciones siempre que pueden, y eso hace que los tengamos entre nosotros de vez en cuando y sigan formando parte de nuestro grupo aunque nos estemos perdiendo sus buenas voces.

En el caso de Pepe, quiero reiterarle el constante agradecimiento de todos por haber desarrollado la página Web, habernos regalado su tiempo en la confección de los Midis, creado el Libro de Oro… y tantas otras cosas. Para tranquilidad nuestra, quede claro que sigue prestándonos su ayuda cuando lo necesitamos. El teléfono, el whatsapp y el correo electrónico facilitan mucho los contactos.

En estos días estamos metidos en la preparación del Gloria de Vivaldi y de un buen número de ritmos de África y América. El día 21 de mayo en la Iglesia de San Juan de la Cruz y el 25 de junio en el Palau de la Música son los días previstos para las próximas actuaciones en las que interpretaremos todas esas piezas musicales que estamos ensayando. Felicidades a todos los miembros de Cantoría Hipponensis en este decimosegundo aniversario, y que la fiesta del próximo sábado 8 de abril la disfrutemos juntos al máximo.

Eugenio Ruiz

Shares